El Chiringuito de ‘El Señor Martín’, un chiringuito de playa en el centro de Madrid

24 marzo, 2016

Si ya lo decían The Refrescos: “¡Vaya, vaya! ¡Aquí no hay playa!”. Y por “aquí” nos referimos a Madrid… De acuerdo, Madrid no tendrá playa, ¡pero tiene chiringuito! Y en la calle Mayor, ahí es nada… La historia de ‘El Señor Martín’ empezó en una pescadería. Primero en Chamberí y después en el Mercado de San Miguel, convertida ahora en una pescadería gourmet premiada por su calidad. Y de ahí empezaron a dar de comer a la gente. Así nació hace apenas un año El Chiringuito de ‘El Señor Martín’, un homenaje a nuestros mares, a la cocina mediterránea y a la tradición. Se autodenominan como “pescadores que cocinan”, conocen el producto, lo tratan con respeto y con mucho mimo. Saben lo que se hacen, y eso se nota.

Ya en la entrada destacan los detalles y colores vivos tan típicos de nuestras costas y su fachada, totalmente acristalada, que abren cuando empieza el buen tiempo. Estamos deseando volver para disfrutar de esa terraza con olor a sal…

El-Chiringuito-Señor-Martín

Porque sí, desde el minuto uno ya huele a mar… Por sus detalles, por la decoración y por la “lonja” de la entrada. Ahí muestran el producto fresco del día: pescados y marisco de todo tipo. Una auténtica maravilla para los ojos… y el paladar. Incluso puedes elegir tú mismo qué pieza quieres que te cocinen. A partir de ahí, todo está pensado para transportarte a un verdadero chiringuito de playa: un mural pintado a mano, mesas y taburetes bajos, tablones de madera, flotadores, lámparas de escamas… Solo faltaba sentir la arena bajo nuestros pies y un balón de NIVEA atravesando el espacio de una costa a otra.

El-Chiringuito-Señor-Martín

Empezamos con un aperitivo: cervecita y marisquito, ¿alguien da más? Nos trajeron unos camarones pequeños y grandes. Los pequeños, ya sabéis, se comen como pipas: sin parar y a puñados. Pero el grande… Ay. Simplemente cocido, con una pizca de sal y un chorro de un buen aceite de oliva, no hay nada más rico. Tanto es así que hubiéramos rebañado con pan. Hablando de panes, sabed que siempre ponen una cesta variada para acompañar la comida: de cereales, integral, clásico y de algas.

El-Chiringuito-Señor-Martín

Como en otras ocasiones, fuimos tres a comer y decidimos compartirlo todo -y así probar más cosas-. Nos recomendaron el tartar de “toro” de atún rojo, un producto de primera preparado a la perfección. No pica nada, para quienes os guste el picante, pero es delicioso. Si no el que más, el tartar fue uno de los platos que más nos gustó. Recomendado al 100%. Seguimos con una fritura de boquerón de Málaga. Boquerón, boquerón. ¿Cómo ir a un chiringuito y no tomar pescaíto frito? Enharinado con harinas seleccionadas y frito en aceite de oliva virgen extra. Aquí ya empezamos a echar de menos el bañador… También probamos el pulpo gallego a la brasa con salsa de piquillos, el clásico pulpo a feira, pero con un toque diferente. Jamás se nos hubiera ocurrido mezclar estos dos sabores, pero combinan de maravilla. Va acompañado de patatinas asadas, por supuesto. ¡También nos gustó muchísimo!

El-Chiringuito-Señor-Martín

Y para terminar los platos salados, un arroz meloso de chipirones. El arroz estaba en su punto, pero lo que de verdad da sabor al plato es el chipirón. Por eso, recomendamos comerlo todo junto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al contrario que con los platos salados, que sí teníamos en mente probar un poco de todo, con los postres no teníamos ninguna idea fija. Hasta que nos dijeron que tenían torrija de pan de algas. Y ya que estamos en Semana Santa, qué mejor que terminar una comida así con una buena torrija -en el sentido más dulce de la palabra, claro-. El sabor es muy equilibrado, para nada fuerte, y la fruta fresca termina de rematar el plato. Una torrija diferente y deliciosa.

CHIRINGUITO 070

Estos fueron los platos que elegimos nosotras, pero en su carta encontraréis una amplia variedad: ostras Gillardeau -las auténticas, con el sello de calidad-, mejillones en escabeche, platos y cazuelas de pescado, ensaladas y más frituras, entre otras cosas. Pedid que os recomienden: el personal es encantador y os explicará cada uno de ellos. El precio medio ronda los 25€ por persona.

CHIRINGUITO 085

No es un sitio para ir todos los días pero, si os apetece un producto fresco y de calidad, es el sitio perfecto para ir con amigos, en pareja e incluso con niños. Nosotras ya sabemos dónde ir cada vez que tengamos ganas de playa…

Valoracion-el-chiringuito-08

Si queréis saber más sobre El Chiringuito de ‘El Señor Martín’, aquí os dejamos sus páginas de Facebook, Instagram y la dirección:

C/ Mayor, 31

91 795 71 70

Si te ha gustado este post con sabor a mar, ¡compártelo en redes sociales! Muchas gracias.

Rica y Chula: descubre, come, ríe.

    leave a comment

Post Recientes